Listas, listas y más listas

Como decía un anuncio de la tele “nos encantan las listas” y sí, es verdad, a mí me gustan que quieren que les diga, y como ese John Cusak de “Alta fidelidad” si hay unas listas que me gusten son las de música. Así pues ya era hora que en este blog mostrara alguna lista (que no será la áltima) y me he decantado por algo tan sencillo, o complicado, como escoger los que para mí son los 10 mejores discos de la década pasada, hablo, por supuesto, de los 90 (que parece que alguno aún no asimila el vivir en el siglo XXI). ¿Y por que esta década? Pues por qué ya estoy cansado de que se despotrique de los 90 y elogiemos los 80, los 60 y hasta los 70, y se diga que los 90 fueron nefastos. ¡Pues no! Para eso esta lista homenaje que es sin duda subjetiva, algo nostálgica y de la que espero quejas y opiniones (por que si las listas tienen algo es que ninguno estamos de acuerdo con ellas). Comentar al respecto de la lista que voy a enumerar los discos, hacer un pequeño comentario y que los discos no tienen ningún orden de preponderancia (los 10 son buenos y ya está), no voy a hacer una lista del 1 al 10. ¡Ah! También decir, como se verá, que son solo discos extranjeros. Dejo para una futura lista los españoles. Así pues ahí va:

  • Massive Attack– Blue Lines (1991): Esta lista (y cualquiera que repase los 90) estaría coja si no apareciera este disco en el que el soul más urbano, el funk, el pop, el dub o el hip-hop se fundieron creando una obra que dio paso más tarde a la etiqueta de “trip-hop” o lo que sería el sonido Bristol (que potenciarían Tricky y Portishead). Este disco es el palpito urbano, la elegancia más “cool” y la evocación cinematográfica que recorre cada uno de sus surcos con canciones como “Unfinished sympathy”, “Safe from harm” o “Blue Lines”.
  • My Bloody Valentine- Loveless (1991): Otra maravilla de esta década, creada por Kevin Shields, y que también designo a un movimiento el “shoegazer”. Pero este disco transciende géneros y etiquetas, aquí encontramos perfectas canciones pop saturadas de guitarras que se reinventan con un ruido atmosférico que se puede enparentar con el “Psychocandy” de Jesus and Mary Chain (aquí más cristalino y menos sucio). Fue su 2º y último disco (aun hay quien espera la continuación) y le costo la bancarrota al sello Creation pero canciones como “Come in alone”, “When you sleep”, “To here Knows when” o “Soon” bien lo merecían.
  • Nirvana- Nevermind (1991): ¿Se puede hablar de los 90 sin que ronde la sombra de este disco? Difícil. Convertido en mito cuando Kurt Cobain decidió reventarse los sesos. Pero la muerte de su líder, y su casi canonización en el olimpo del rock, no debe ensombrecer el hecho de que es un disco áspero a la par que melódico, donde rock, punk y hardcore se daban la mano para convertirse en el estandarte de la generacion Mtv y el que hizo que la etiqueta “grunge” se colara en todos los hogares.
  • U2- Achtung Baby (1991): Aquí llega la primera polémica. ¿Incluir a una banda masiva y de santurrones como U2? pues si, aunque hay discos que se lo merecen más, se trata de una elección personal e inducida por la nostalgia de ser uno de los discos que me impacto en mi “inocente” adolescencia. Pero nostalgia aparte nadie puede discutir que se trata de un gran disco (probablemente el mejor de los irlandeses) donde reinventavan su sonido de los 80 (merece mención la producción de Daniel Lanois y Brian Eno) añadiéndole los nuevos ritmos del sonido manchester. Más modernos, menos santos (escúchese canciones como “The fly”, “Zoostation”, “Love is blindness”), Bono & Co se hicieron un lifting que les permitió estar a la vanguardia de el pop-rock mainstream (luego llego el nuevo siglo y mejor no hablar).
  • Primal Scream- Scremadelica (1992): Si antes nombraba el sonido manchester, aquí tenemos la cima de esa locura que comenzó un verano de 1989. Screamadelica es el hedonismo puro, Bobby Gillespie y los suyos se encomiendan a Andrew Weatherall (aunque hay algunos otros productores importantes como Alex Patterson de The Orb) para crear una obra maestra donde confluyen el rock de raíz rollingstoniana, con el house “madchesteriano”o el dub. Canciones que te hacen tener un subidón sin que lleves nada en el cuerpo como “Loaded”, “Come together” o “Movin´on up”. Derribaron barreras en su manera de entender géneros (algo parecido hicieron Massive Attack) y aún hoy muchos grupos deben de darles gracias.
  • REM- Automatic for the people (1992):Después del éxito masivo de “Out of time” bueno casi habría que decir de “Shiny happy people” y “Losing my religion” (que buena es esta cancion pero me la estan haciendo aborrecer, ¿es que no saben que REM tienen más canciones?) corrían peligro de convertirse en carne de 40 principales. Pero REM decidió que el exito masivo no era lo suyo e hizo una obra amarga, personal y enorme. Cargada de magníficos arreglos de cuerda (por parte de John Paul Jones, ex Led Zeppelin) y con melodías amargas pero bellas (quien no recuerda “Everybody Hurts” o “Drive”) se trata de su disco más maduro y probablemente su obra maestra. Les hizo ser grandes sin ser unos vendidos.
  • PJ.Harvey- Rid of me (1993): Aunque sienta más devoción por algunos discos de Pearl Jam, incluyo a Polly Jean por que me faltaba representación femenina en la lista y si hay una tía importante en la década pasada esa es ella (también podría haber elegido a Björk pero aunque me gustan sus discos no me cae muy bien ella). Este disco es una colección de canciones que beben del blues más sucio (muchos años antes de que se encunbraran a White Stripes) y el rock más áspero, todo producido por Steve Albini. PJ. Harvey se muestra como una mujer segura, dura y sensual (“Rid of me” o “Dry” son buenos ejemplos) y se convierte en fiel heredera de la poetisa rock Patti Smith.
  • Pulp- Different class (1995): Aquí esta el disco del brit-pop. Aunque siempre fueron algo al margen, fueron unos outsiders, los de Jarvis Cocker fueron los que crearon la obra maestra de lo que en ese momento era la corriente del momento. Y resulta curioso, por que los de Sheffield llevaban desde los primeros 80 en la brecha pero fue en los 90 cuando consiguieron el éxito (tuvo que ver el anterior disco “His´n´hers”) . Y es que este disco es una colección de hit e himnos (“Common people”, “Mis-shapes”, “Live bed show”, etc) que reivindican el poder de los perdedores, así Cocker se convierte en el líder de los desheredados y se convierte en uno de los mejores letristas de la década (cogiendo el testigo de Morrisey, por su retrato de las relaciones y sueños de las clases obreras y mordacidad).
  • Beck- Odelay (1996): El collage de los 90. Uno de los rostros de la década pasada crea una obra donde se mezcla todo tipo de géneros (rock, pop, punk, electronica, folk, ritmos caribeños, etcetc) en el que la sampleadelia ejerce de elemento fundamental. Así Beck crea un crisol apabullante (“Devil´s haircut”, “New pollution”, “Jack-ass” o “Where it´s at” dan fe de ello) que le convertiría en uno de los nombres fundamentales de la década pasada y que hace uno se pregunte como ha caído este hombre en esa especie de anonimato (también debido al decaimiento de su música en esta década) que sufre en la actualidada(hecho que ha acentuado las comparaciones con Prince, con el que ya se había comparado por el hecho de tocar todos los palos con maestría y su cualidad de “Juan Palomo” aunque en este disco tengan mucho que ver los productores los Dust Brothers).
  • Radiohead- OK Computer (1997): El disco (por calidad y repercusión) de la 2ª mitad de la década de los 90. Su impacto se dejo sentir profundamente en la primera mitad del siglo XXI en gran parte del pop ingles. Los de Oxford dieron un paso de gigante que se podía intuir tras el notable “The Bends” pero no de este calibre. Su búsqueda de un rock alejado de raices, frío, calculado y,a la vez, épico confluyo en este disco. Canciones que son montañas rusas emocionales (“Paranoid android”, “Subterranean homesick alien”, “Karma police” o “Climbing up the walls”) y que muestran un mundo deshumanizado por las frías relaciones humanas y la tecnología (aunque no dudaran en abrazar la electrónica al estilo warp para escapar de la huella de este disco y crear sus 2 obras maestras del nuevo siglo “Kid A” y “Amnesiac”).

Bueno esta ha sido la lista, a unos les parecerá bien y a muchos otros no. Muchos consideraran que deberían haber sido otros discos, algo que no dudo y por eso mismo aquí nombro otros discos que se encuentran entre los grandes de la década pasada y que también podrían haber aparecido en esta lista como son discos de Pearl Jam (“Vitalogy” y “No code”), Tricky (“Maxinquaye”), Portishead (“Dummy” y “Portishead”), Suede (“Dog man star”), Björk (“Debut” y “Post”), Oasis (“Definitely maybe”), Blur (“Parklife”), Sonic youth (“Dirty”), The Chemical Brothers (“Exit planet dust”), Daft Punk (“Homework”), Underworld (“Dubnobasswithmyheadman”), Pavement (“Slanted and enchanted”), Slint (“Spiderland”), Jane´s addiction (“Ritual de lo habitual”), Smashing Pumpkins (“Siamese dream”), Prodigy (“Music for the jilted generation” o “The fat of the land”), Teenage fan club (“Bandwagonesque”), Red hot chili peppers (“Blood sugar sex magic”), Bob Dylan (“Time out of mind”), Wilco (“Being there”), etcetc son muchos más pero no hay sitio para todos. Como dice el refrán, “no están todos los que son pero son todos los que están”.

Bueno espero opiniones.

Anuncios

El mundo de la tele

Hay una nueva serie que ha captado mi atención, se trata de “Studio 60” la nueva serie del creador del “Ala oeste de la Casa Blanca”, Aaron Sorkin, que la verdad a mi no me decía nada ya que no había visto esa serie aunque le han dado unos cuantos premios (aunque a mi lo de los premios de televisión me mosquea un poco por que hay una porrada de series y todas con premios, los deben de dar a cascoporro).

Bueno a lo que iba que llevo unas semanas viendo la serie que emite Canal + y lo que empezó como un visionado por que no tenia nada mejor que hacer pues me ha llevado a seguir la serie. Decir que la trama es la de una gran cadena de televisión y la de su late night estrella, esto sirve para mostrar las intimidades del espectáculo televisivo en un acto que tiene a partes iguales de critico como de homenaje. La serie cuenta con la característica de mostrar las tripas de un gran programa, con cámaras que siguen a los personajes entre bastidores en largos planos-secuencia, lo que sirve de muestrario de lo que es el espacio escénico de la tele (que me viene al dedillo con el curso que estoy realizando).

A parte de esto la serie cuenta con personajes interesantes y con caras conocidas para encarnarlos, la principal Mathew Perry (intentando huir de la sombra de Chandler aunque el doblaje no ayuda) en el papel antiguo guionista del programa que fue expulsado por discrepancias y vuelve a ser contratado gracias, en parte, a su amigo (Danny) un director de cine en horas bajas ya que ha sido apartado del rodaje de películas por su antigua adicción a la cocaína y al que le encargan la dirección del show (uno de los personajes mejor conseguidos).

Pero hay más como la directora de la cadena, los jefes de la compañia que posee la cadena o los actores del show.

Así entre dimes y diretes por temas de programación, de contenidos adecuados al programa, por contratación de formatos televisivos, de inversores de la cadena o los imprescindibles lances sentimentales (en este caso por el personaje de Perry, Matt, y su antigua novia, Harriett, una de las actrices del show) transcurre esta entretenida serie, que no es que sea “el crepúsculo de los dioses” en plan televisivo pero te hace pasar un buen rato a la vez que estimula tu materia gris.

PD: Creo que se rumorea que se va dejar de emitir en los USA por las bajas audiencias, la cadena que la emite NBC esta pensado el cancelar la serie. Así que disfrutenla mientras puedan, es lo que haré yo.

Reflexiones (es lo que tiene cumplir años)

Pues si voy divagar un poco que es lo que me gusta, las “pajas mentales” como dice algún amigo mio. Pues si chicos y chicas mañana soy un año más viejo pero tranquilos no voy hacer nada de autocompasión (que luego me lo reprochan) y rememorar mi vida y milagros en un ejercicio de ombligismo que no tengo ganas de hacer. No simplemente recordar cosas que se me han pasado por la cabeza, como mi deseo de montar una buena fiesta con todos mis amigos y conocidos pero no puede ser ya que todo el mundo anda muy ocupado (exámenes) o esta en otros sitios (el pueblo, otras ciudades,etc). Y es que en mi afán de protagonismo interior, pensaba yo, siempre he deseado el montar una fiesta de esas tremendas en las que uno es el anfitrión, invitando a todos los amigos y conocidos con los que ha pasado algún buen momento a lo largo de estos 26 años (bueno aun quedan unas horas). Con esto me refiero tanto a los amigos de toda la vida como a esos con los que perdiste el contacto y te saludas por la calle con un frió hasta luego, esos con los que estudiaste y ya solo intercambias unas palabras (¿que tal la vida?, ¿ahora que haces?) o otros que son amigos tuyos pero no puedes verlos tanto como quisieras. Por que somos un animal social y cambiando la frase “yo soy yo y los que me conocen”, es como esa escena de “Ciudadano Kane” donde Welles se mira entre 2 espejos viendo su reflejo hasta el infinito, nosotros somos reflejos en los demás. Cada persona tiene una imagen de ti, es un mosaico imposible de contemplar para los demás la figura de uno mismo (solo uno mismo se conoce y aun eso lo dudo). Por eso lo de mi afán de hacer esa fiesta imposible donde este toda la gente que me conoce (estoy pensando y es un poco freudiano y egomaniaco).

Así que en este momento quiero dedicarlo a las personas que he conocido, va por ustedes!!

PD: Monjo espero críticas por el tono sensiblero de este post.

La infancia esta (algo) sobrevalorada

El otro día estaba en un bar con más gente cuando de una conversación algo trascendental (bueno era algo más parecido a manuales de autoayuda) surgió el tema de la infancia, de que cuando somos niños estamos más abiertos a nuevas cosas o nuevos mundos (los que imagináramos en la hora de la merienda, digo) y yo por mi parte dije que me parecía que la infancia estaba sobrevalorada.
Pues si me parece que se le da excesiva importancia a la infancia, a ese lema que cansa un poco de “debemos volver a ser niños”. Bueno pues yo no, esa fue una etapa de mi vida pero no creo que la solución a los males de las sociedades modernas sea el “volver a ser niños”. Todo es debido a ese hecho memorístico que nos lleva idealizar el pasado, recordando lo bueno como muy bueno y obviando lo malo, lo que se llama nostalgia. Pero la nostalgia esta bien en algunos momentos, las borracheras de barra de bar con los amigos están llenas de ella, pero si se abusa de ella es un claro síntoma de que el presente no es satisfactorio o lo duro que es evolucionar (pasar de ser adolescente eterno a ser una persona madura, por ejemplo).
Por que si rememoramos bien, veremos que la infancia no era esa arcadia que todos parecen recordar. La infancia se recuerda como un periodo feliz, de juegos con amigos, de no hacer y preocuparte de nada, de que “mama” se encargaba de todo o de que eramos más inocentes o más generosos, etcetc. De todo esto me parece algo muy discutible, yo recuerdo que cuando eres niño eres cruel, con un tipo de crueldad que no entiende de etnias, discapacidades, de clases sociales desfavorecidas, etc de niño si ves algo extraño diferente, extraño, a lo que conocías sueles reírte de las taras de lo que no se considera “normal”. Recuerdo que cuando eres niño no siempre eres generoso, feliz, recuerdo que se es competitivo, mirando siempre que padre tenia el mejor coche y que más corría, quien tenia las mejores deportivas (de pequeño para mi eran bambas) o los mejores juguetes (esto te podía convertir en el más popular del momento o el ultimo mono); les suena todo esto con la vida de adultos?. Nada de generosos, eramos caprichosos y queríamos lo que se nos antojaba, lo que tenia tu mejor amigo o tu vecino de arriba; les suena todo esto con la vida de adultos?. Eramos bastante egocéntricos, el mundo empezaba y terminaba con nosotros, nuestras pequeñas tragedias (no tener tal o cual juguete, no ser el mejor jugando a fútbol o no tener el mejor estuche, etcetc) nos parecían enormes e importantísimas; les recuerda algo a la vida de adultos?.Que quieren que les diga que quizá no hace falta que volvamos a la infancia por que todos somos un poco niños impertinentes.

Algunos dirán que esto no es así, que de niños teníamos gran imaginación, nos divertiamos más, etcetc pero yo sigo teniendo gran imaginación (me dicen que estoy empanado, pensando en las musarañas), me gusta divertirme (eres un juerguista), me gusta hacer el ganso de vez en cuando (con el consiguiente defecto de que te llamen infantil, a ver como le explicas tu que estas volviendo a la infancia) o pasarme el día sin hacer nada más que jugando, a la play por ejemplo (pero entonces me llaman vago). Pero cuando haces esto, que es lo que de verdad hacías en la infancia, te ponen de vuelta y media y además los que te lo dicen son esos que abogan por que la infancia estaba de rerruchupete.

Volver a ser niño, no se puede como no se puede volver a ser adolescente, o volver a tener 25 años. Esa persona que eras ya no seras pero forma parte de ti, es una de las cosas que hacen que seas como eres, todas las etapas de la vida se suman en la persona que eres ahora y debes haber sacado lo mejor de cada una de ellas.

¡Más divertido que ir al cine!

Vale, lo dice alguien que lleva tiempo sin ir al cine -no por ganas- pero con cómics como estos quien quiere gastarse los más de 5 euros de la entrada (además de que no tengo tiempo). Todo esto viene a raíz de que este mes se publica el numero 8 del tercer volumen de los Ultimates (está publicado por Panini y los anteriores por Planeta, aunque Panini ha recopilado la etapa de Planeta en tomos) donde se pone fin a la etapa en esta colección de Mark Millar y Brian Hitch, los iniciadores de la misma.

Pero hagamos un poco de memoria, los Ultimates es la revisión de Los Vengadores de toda la vida dentro del universo Ultimate donde ya se habían realizado las versiones de X-Men y Spiderman. En estos dos últimos se contaba desde el principio la historia de estos personajes pero reelaborada, todo propiciado por el éxito de las películas estrenadas de estos héroes. Pero si estas colecciones -Ultimate X-Men y Ultimate Spiderman- estaban bien, llegaron los Ultimates y le dieron la vuelta a todo y de paso se han convertido en un superventas -dentro de los cómics- en EE.UU.

Viendo el cómic y los autores no sorprende, porque Millar se dedicó a extrapolar los aciertos que había puesto en practica en The Authority (obra de referencia en el cómic del nuevo siglo), donde precisamente también había estado anteriormente Brian Hitch aunque en su caso acompañado por Warren Ellis. Millar es un subversivo -con colegas como Grant Morrison no es de extrañar-, así en The Ultimates coge y aumenta ese estilo de superproducción cinematográfica con un tipo de héroes que son tan humanos y cabrones que causan a la vez rechazo y simpatía.
Así tenemos un ramillete de personajes con egos hinchados, problemas de autoestima, hippies, alcohólicos, algo fascistas, etc. A esto -encima- le une tramas que incluyen a Hulk desbocado -debido a problemas de pareja- intentando destruir Nueva York,  invasiones alienígenas o complots mundiales para derrocar el orden impuesto por estos héroes y América. Todo aderezado con intrigas, espionajes, amorios, traiciones, y acción, mucha acción.

Yo estoy disfrutando como un chaval con estas versiones de estos héroes clásicos; con un Steve Rogers -Capitán América- que es un hombre de los años 40 atrapado en el siglo XXI, es decir de derechas, algo machista y con una mala hostia considerable; un Tony Stark -Iron Man- que es un playboy borrachín; un Thor que es un ¿dios? hippie que está en contra de la globalización y en contra de estos Ultimates; un Nick Furia que es negro y con los rasgos de Samuel L. Jackson (los detalles de los rostros son increíbles por parte de Brian Hitch); un Bruce Banner (Hulk) que en el fondo disfruta siendo Hulk y liberando su frustración (arrasando Nueva York y comiéndose hasta personas, cuando en su forma humana es vegetariano); Betty Ross que es una ambiciosa delegada del gobierno y la pareja de Banner; la misteriosa Natasha Romanova -Viuda Negra-; Janet Pym -la avispa- una mujer de carácter en la misiones pero que sufre maltratos por parte de su marido, el inseguro Hank Pym -el hombre gigante-; Mercurio y la Bruja escarlata, hermanos con una especie de relación que tiene ciertos toques incestuosos; el gran Ojo de Halcón -uno de mis héroes favoritos ahora y de crío-, etc. Son muchas más cosas que hacen de este cómic algo imprescindible, pero para eso tendréis que leerlo.

Hay que decir que las historias no son de lo más originales pero tienen elementos que les hacen ganar enteros y ser muy divertidas; como los diálogos de Millar y como con ellos es capaz de definir un personaje en un par de frases; las ideas algo subversivas (el arco que cierra esta etapa es según Millar un reflejo de la política exterior estadounidense); y el tono realista – peliculero que le imprime a las historias.

Pero todo esto se hubiera quedado en agua de borrajas si el encargado de plasmar en imágenes hubiera sido un dibujante del montón pero aquí tenemos a Brian Hitch, con un estilo realista y espectacular -muy espectacular- a partes iguales, lleno de detallismo (la colección ha sufrido varios retrasos debido a su estilo lento y minucioso) y que dota de toda esa espectacularidad de superproducción cinematográfica que Millar quería dar al cómic. Haciendo un inciso me alegro por Hitch por las muchas criticas que recibió en sus inicios de que era un clon de Alan Davis, ha demostrado que ha ido evolucionando y que ha conseguido un estilo personal convirtiéndose en uno de los dibujantes más cotizados/valorados del medio.

Pues nada estoy esperando a que salga este ultimo número de la colaboración de este grandísimo tándem que hacen cómics que ya querría Spielberg. Ya lo he puesto en el título, ¡mejor que el ir al cine! En serio.

Malavida, buenos tebeos

Si hablamos de cómic en Zaragoza hay que referirse a la Asociación Malavida amigos del tebeo, unos veteranos ya que su germen esta en la revista de humor Malavida cuyo primer ejemplar apareció en mayo de 1994 (hace ya 13 años). Los 40 ejemplares de la tirada se agotaron y animaron a los realizadores del “evento” a continuar con la cosa, los individuos que comenzaron esto fueron Santiago Jurado (Crucis), Carlos Pérez (Xcar), Ricardo Enguita y Jesús Sierra “Chusko” (aunque este solo duro un numero). De estos personajes nombrados solo la mitad siguen formando parte de Malavida (Santiago Jurado y Carlos Pérez).

Así debido al “éxito” se van sucediendo algunos números hasta llegar al número 4 (febrero de 1995) donde en él ya nace la Editorial Cornoque, que continua en la actualidad y edita bajo su sello los cómics de los autores de Malavida.
Después del número 5 (abril de 1995) hay una especie de “impass” que terminara en la segunda etapa de esta revista con primer número en octubre de 1999. En esta entrar en escena un personaje de la etapa actual de malavida y la Editorial Cornoque que es Marcos J. Wander del que surge la idea (junto a Miguel Ángel Monreal) de retomar Malavida que fructificara en el nombrado numero 1 de 1999. A partir de ahí hay un progresivo crecimiento que les llevara a publicitarse en salones cómic como el de Barcelona donde en 2004 consiguieron el premio al mejor fanzine por votación popular.

Así llegamos a la actualidad donde malavida tiene actualmente una tirada de unos 5000 ejemplares, de los que 4000 se distribuyen gratuitamente en establecimientos colaboradores (la mayoría en Zaragoza ciudad). La revista Malavida en la actualidad aparece dos veces al año en verano y navidades.
La editorial Cornoque también publica álbumes realizados por algunos autores de Malavida en solitario donde se pueden encontrar obras como “El Richal soltero y metalero” de Xcar, “el asombrado Stupiderman” de Kalitos, “Mariano el porrero medieval” de Moratha, “Macaria” de Azagra o “Los Bonilla” de Bernal. Además de Xcar, Bernal y Moratha en la revista también colaboran el mencionado Marcos J. Wander (uno de sus personajes es Mata-Ratas), Iru (de la que recomiendo que visitéis su blog http://www.enblanco.cc si os interesan los cómics), Chefo (con la pandilla Mandanga), Daniel García o Dionisio. También han publicado algunos álbumes donde han colaborado todas las mentes calenturientas de Malavida como “El pichabrava” o “El chocholoco” y por lo visto preparan el cierre de esta trilogía con un álbum para diciembre de este año que llevara el nombre de “Cinco sin sacarla”. Estos álbumes tienen tirada nacional y un precio más que asequible ya que los puedes adquirir a 7 euros.

Pero esto no termina aquí, ya que como asociación cultural malavida intentan incentivar nuevas iniciativas que surgen o promover otras nuevas. Así colaboran en salones de cómic como el de Caspe, que este año celebra su IV edición que tendrá lugar del 15 y 16 de septiembre, en el cual colaboran con la organización desde el año pasado y para el que preparan una exposición sobre el cómic underground en Aragón para esta edición. También están en la organización de la muestra de cómic de Zaragoza que el año pasado tuvo lugar durante el mes de diciembre y que este año celebrara su sexta edición.
Pero no solo en colaboran en festivales también ayudan en nuevas iniciativas fanzineras, así han ayudado en la edición de un nuevo fanzine A5 cuyo primer numero apareció en mayo (esperemos que no sea el ultimo).

Otra de las iniciativas propias que desataca son los talleres de tebeos para escolares que se incluyen dentro de la “El tebeo aragonés”, cuyo objetivo es la promoción y difusión del tebeo aragonés. La exposición va a ir viajando por diferentes localidades de la provincia de Zaragoza y en sus talleres los chavales van a aprender como hacer un tebeo (crear personajes, uso de bocadillos, desarrollar una idea, etc.). Todo ello se enmarca en la idea que me comento uno de los fundadores de Malavida, Carlos Pérez, cuya idea es acercar el tebeo a la gente, que sea algo popular, retomar la idea divertida y lúdica de los tebeos de nuestra infancia (Los Mortadelos, Zipi y Zape, Carpanta, etc.).

Ya sabéis si queréis leer buenos cómics donde se aúnan lo popular, con el espíritu de los cómics de nuestra infancia (la mía al menos) y un aire gamberro (al más puro estilo “El jueves”), la revista Malavida y sus cómics editados por la Editorial Cornoque es lo que buscáis. Y encima están hechos por gente de aquí!!

Direcciones de interés:
http://www.asociaciónmalavida.com
http://www.caspecomic.com
http://www.enblanco.cc

Agradecer la colaboración para este articulo de Carlos Pérez (Xcar) e Iru de la Asociación Malavida, ¡gracias malavideros! (sobre todo por las cervezas).

Pero, pero, pero…. me cago en los que hablan por hablar!

Estoy hoy leyendo los periódicos cuando para mi asombro me encuentro con la entrevista en el ABC (estoy en la universidad dando el País y al lado se da el ABC y no comprendo la gente que aunque lo den no cogen el ABC, léete los 2, fórmate tu propia opinión pero esto es tema para otro post) al director Jaime Rosales autor de la película “La soledad”. La película ha estado en la sección oficial del festival de Cannes y ha sido bastante alabada por la crítica. No se que tal es la película, seguramente este muy bien, pero su director me parece un botarate que no sabe de lo que opina en algunas cuestiones. Este exabrupto viene a raíz de una entrevista que le hace el mencionado periódico donde en un momento de la entrevista se le realiza la siguiente pregunta que voy transcribir,
“Es usted un cineasta filósofo?”, a lo que contesta, “Pienso que sí. El cine puede ser un medio muy potente y es una lástima que lo estemos matando. Es de locos. La potencia que tiene una película en una sala oscura para transmitir ideas y emociones no es comparable a la de ninguna otra forma de expresión artística. Otra cosa es que no lo hayamos sabido utilizar. Han hecho entretenimiento”, hasta aquí aun, hay cosas que pueden ser más que discutibles (eso de que el cine se muere es como lo del rock´n roll) pero remata con esta perla “Es como si Goya o Velázquez se hubieran dedicado a hacer dibujitos para cómics. El cine no debe ser una herramienta de propaganda ni de entretenimiento. Es una maquina de resistencia, una maquina para pensar y emocionar”, tooooooma! y tan ancho!.

Lo primero soy historiador del arte, amante del cine y de muchas más artes pero el desprecio que acaba de mostrar por el cómic en una frase es tal que me daría ganas de darle en el cebollo con todo el tomo de Maus. Es una actitud muy extendida lo de darle patadas al cómic y quedarse tan anchos, claro como es subcultura, es para niños. A ver un poco de respeto para una forma de expresión artística, si artística, que tiene más o menos la misma edad que el cine (el cómic nació a principios de siglo) y que tiene la misma validez, mas que cualquiera de las otras grandes artes (entre las que ya nadie discute el cine) y para Goya o Velazquez hubiera sido un honor haber hecho dibujos para cómics (además de revolucionario) además Goya, que no es de mis preferencias en pintura, mostraba más respeto por lo que en su época podían ser géneros menores (los tapices o los grabados lo eran entonces). También recuerdo que artistas como Roy Lichtenstein utilizaron el lenguaje del cómic con acierto en el arte.
Esta muy bien hacer o decir estas tonterías por que los que saben de cómics no salen por la tele, no tienen programas especializados y no cuentan con el respeto de los medios “serios” (aunque sean más serios que estos medios) pero los que sabemos ver el arte más allá de etiquetas elitistas sabemos que el cómic es el 9 arte. Por eso invito a este sesudo cineasta a que se lea cómics del nivel de Mort Cinder, Watchmen, Sandman, Maus, Entender el cómic, Palomar, Predicador, que coño hasta los mortadelos y Zipi y Zapes y vea dibujantes como Sienkiewicz, Moebius, Eisner, Breccia, Kirby, Mazzuchelli, John Romita Sr y Jr, Neal Adams, Jordi Bernet etcetc por decir unos pocos. Un respeto!!

Pero aparte de esto el tipo también habla de que hay analfabetismo audiovisual, venga vamos a reeducar a las masas!! este tipo es un elitista y paternalista de cojones, ya que dice eso de una generación que esta creciendo bombardeada por miles de imágenes en todos los lados. Lo que pasa es que hay que poner a la gente películas de Godard, Dreyer, Welles, etc en bachillerato (eso dice), ya y que todos los alumnos deserten en masa!! que conste que me gustan estos cineastas pero a mi nadie me reeduco en mi “ignorancia”, salió de mi el interesarme por estos temas y aveces el obligar a alguien a algo es lo peor (mucha gente reniega de la lectura de algunos libros por que les obligan a leerlos obligatoriamente). Esta bien querer generar gusto por el cine aunque no creo que lo más adecuado sea empezar con películas de Dreyer sino con cosas más livianas pero interesantes para que les pique el gusanillo y tampoco creo que esto sea el problema del cine español. Quizá hay gente que no quiere ser reeducada a su gusto (es feliz así) señor director, le gusta lo que ve además si se interesan todos por el buen cine los cineastas sesudos como usted ya no podrán parecer tan listos y ser tan filósofos.