Listas, listas y más listas

Como decía un anuncio de la tele “nos encantan las listas” y sí, es verdad, a mí me gustan que quieren que les diga, y como ese John Cusak de “Alta fidelidad” si hay unas listas que me gusten son las de música. Así pues ya era hora que en este blog mostrara alguna lista (que no será la áltima) y me he decantado por algo tan sencillo, o complicado, como escoger los que para mí son los 10 mejores discos de la década pasada, hablo, por supuesto, de los 90 (que parece que alguno aún no asimila el vivir en el siglo XXI). ¿Y por que esta década? Pues por qué ya estoy cansado de que se despotrique de los 90 y elogiemos los 80, los 60 y hasta los 70, y se diga que los 90 fueron nefastos. ¡Pues no! Para eso esta lista homenaje que es sin duda subjetiva, algo nostálgica y de la que espero quejas y opiniones (por que si las listas tienen algo es que ninguno estamos de acuerdo con ellas). Comentar al respecto de la lista que voy a enumerar los discos, hacer un pequeño comentario y que los discos no tienen ningún orden de preponderancia (los 10 son buenos y ya está), no voy a hacer una lista del 1 al 10. ¡Ah! También decir, como se verá, que son solo discos extranjeros. Dejo para una futura lista los españoles. Así pues ahí va:

  • Massive Attack– Blue Lines (1991): Esta lista (y cualquiera que repase los 90) estaría coja si no apareciera este disco en el que el soul más urbano, el funk, el pop, el dub o el hip-hop se fundieron creando una obra que dio paso más tarde a la etiqueta de “trip-hop” o lo que sería el sonido Bristol (que potenciarían Tricky y Portishead). Este disco es el palpito urbano, la elegancia más “cool” y la evocación cinematográfica que recorre cada uno de sus surcos con canciones como “Unfinished sympathy”, “Safe from harm” o “Blue Lines”.
  • My Bloody Valentine- Loveless (1991): Otra maravilla de esta década, creada por Kevin Shields, y que también designo a un movimiento el “shoegazer”. Pero este disco transciende géneros y etiquetas, aquí encontramos perfectas canciones pop saturadas de guitarras que se reinventan con un ruido atmosférico que se puede enparentar con el “Psychocandy” de Jesus and Mary Chain (aquí más cristalino y menos sucio). Fue su 2º y último disco (aun hay quien espera la continuación) y le costo la bancarrota al sello Creation pero canciones como “Come in alone”, “When you sleep”, “To here Knows when” o “Soon” bien lo merecían.
  • Nirvana- Nevermind (1991): ¿Se puede hablar de los 90 sin que ronde la sombra de este disco? Difícil. Convertido en mito cuando Kurt Cobain decidió reventarse los sesos. Pero la muerte de su líder, y su casi canonización en el olimpo del rock, no debe ensombrecer el hecho de que es un disco áspero a la par que melódico, donde rock, punk y hardcore se daban la mano para convertirse en el estandarte de la generacion Mtv y el que hizo que la etiqueta “grunge” se colara en todos los hogares.
  • U2- Achtung Baby (1991): Aquí llega la primera polémica. ¿Incluir a una banda masiva y de santurrones como U2? pues si, aunque hay discos que se lo merecen más, se trata de una elección personal e inducida por la nostalgia de ser uno de los discos que me impacto en mi “inocente” adolescencia. Pero nostalgia aparte nadie puede discutir que se trata de un gran disco (probablemente el mejor de los irlandeses) donde reinventavan su sonido de los 80 (merece mención la producción de Daniel Lanois y Brian Eno) añadiéndole los nuevos ritmos del sonido manchester. Más modernos, menos santos (escúchese canciones como “The fly”, “Zoostation”, “Love is blindness”), Bono & Co se hicieron un lifting que les permitió estar a la vanguardia de el pop-rock mainstream (luego llego el nuevo siglo y mejor no hablar).
  • Primal Scream- Scremadelica (1992): Si antes nombraba el sonido manchester, aquí tenemos la cima de esa locura que comenzó un verano de 1989. Screamadelica es el hedonismo puro, Bobby Gillespie y los suyos se encomiendan a Andrew Weatherall (aunque hay algunos otros productores importantes como Alex Patterson de The Orb) para crear una obra maestra donde confluyen el rock de raíz rollingstoniana, con el house “madchesteriano”o el dub. Canciones que te hacen tener un subidón sin que lleves nada en el cuerpo como “Loaded”, “Come together” o “Movin´on up”. Derribaron barreras en su manera de entender géneros (algo parecido hicieron Massive Attack) y aún hoy muchos grupos deben de darles gracias.
  • REM- Automatic for the people (1992):Después del éxito masivo de “Out of time” bueno casi habría que decir de “Shiny happy people” y “Losing my religion” (que buena es esta cancion pero me la estan haciendo aborrecer, ¿es que no saben que REM tienen más canciones?) corrían peligro de convertirse en carne de 40 principales. Pero REM decidió que el exito masivo no era lo suyo e hizo una obra amarga, personal y enorme. Cargada de magníficos arreglos de cuerda (por parte de John Paul Jones, ex Led Zeppelin) y con melodías amargas pero bellas (quien no recuerda “Everybody Hurts” o “Drive”) se trata de su disco más maduro y probablemente su obra maestra. Les hizo ser grandes sin ser unos vendidos.
  • PJ.Harvey- Rid of me (1993): Aunque sienta más devoción por algunos discos de Pearl Jam, incluyo a Polly Jean por que me faltaba representación femenina en la lista y si hay una tía importante en la década pasada esa es ella (también podría haber elegido a Björk pero aunque me gustan sus discos no me cae muy bien ella). Este disco es una colección de canciones que beben del blues más sucio (muchos años antes de que se encunbraran a White Stripes) y el rock más áspero, todo producido por Steve Albini. PJ. Harvey se muestra como una mujer segura, dura y sensual (“Rid of me” o “Dry” son buenos ejemplos) y se convierte en fiel heredera de la poetisa rock Patti Smith.
  • Pulp- Different class (1995): Aquí esta el disco del brit-pop. Aunque siempre fueron algo al margen, fueron unos outsiders, los de Jarvis Cocker fueron los que crearon la obra maestra de lo que en ese momento era la corriente del momento. Y resulta curioso, por que los de Sheffield llevaban desde los primeros 80 en la brecha pero fue en los 90 cuando consiguieron el éxito (tuvo que ver el anterior disco “His´n´hers”) . Y es que este disco es una colección de hit e himnos (“Common people”, “Mis-shapes”, “Live bed show”, etc) que reivindican el poder de los perdedores, así Cocker se convierte en el líder de los desheredados y se convierte en uno de los mejores letristas de la década (cogiendo el testigo de Morrisey, por su retrato de las relaciones y sueños de las clases obreras y mordacidad).
  • Beck- Odelay (1996): El collage de los 90. Uno de los rostros de la década pasada crea una obra donde se mezcla todo tipo de géneros (rock, pop, punk, electronica, folk, ritmos caribeños, etcetc) en el que la sampleadelia ejerce de elemento fundamental. Así Beck crea un crisol apabullante (“Devil´s haircut”, “New pollution”, “Jack-ass” o “Where it´s at” dan fe de ello) que le convertiría en uno de los nombres fundamentales de la década pasada y que hace uno se pregunte como ha caído este hombre en esa especie de anonimato (también debido al decaimiento de su música en esta década) que sufre en la actualidada(hecho que ha acentuado las comparaciones con Prince, con el que ya se había comparado por el hecho de tocar todos los palos con maestría y su cualidad de “Juan Palomo” aunque en este disco tengan mucho que ver los productores los Dust Brothers).
  • Radiohead- OK Computer (1997): El disco (por calidad y repercusión) de la 2ª mitad de la década de los 90. Su impacto se dejo sentir profundamente en la primera mitad del siglo XXI en gran parte del pop ingles. Los de Oxford dieron un paso de gigante que se podía intuir tras el notable “The Bends” pero no de este calibre. Su búsqueda de un rock alejado de raices, frío, calculado y,a la vez, épico confluyo en este disco. Canciones que son montañas rusas emocionales (“Paranoid android”, “Subterranean homesick alien”, “Karma police” o “Climbing up the walls”) y que muestran un mundo deshumanizado por las frías relaciones humanas y la tecnología (aunque no dudaran en abrazar la electrónica al estilo warp para escapar de la huella de este disco y crear sus 2 obras maestras del nuevo siglo “Kid A” y “Amnesiac”).

Bueno esta ha sido la lista, a unos les parecerá bien y a muchos otros no. Muchos consideraran que deberían haber sido otros discos, algo que no dudo y por eso mismo aquí nombro otros discos que se encuentran entre los grandes de la década pasada y que también podrían haber aparecido en esta lista como son discos de Pearl Jam (“Vitalogy” y “No code”), Tricky (“Maxinquaye”), Portishead (“Dummy” y “Portishead”), Suede (“Dog man star”), Björk (“Debut” y “Post”), Oasis (“Definitely maybe”), Blur (“Parklife”), Sonic youth (“Dirty”), The Chemical Brothers (“Exit planet dust”), Daft Punk (“Homework”), Underworld (“Dubnobasswithmyheadman”), Pavement (“Slanted and enchanted”), Slint (“Spiderland”), Jane´s addiction (“Ritual de lo habitual”), Smashing Pumpkins (“Siamese dream”), Prodigy (“Music for the jilted generation” o “The fat of the land”), Teenage fan club (“Bandwagonesque”), Red hot chili peppers (“Blood sugar sex magic”), Bob Dylan (“Time out of mind”), Wilco (“Being there”), etcetc son muchos más pero no hay sitio para todos. Como dice el refrán, “no están todos los que son pero son todos los que están”.

Bueno espero opiniones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: