Las canciones de mi vida (1)

Hoy voy a comenzar una especie de sección (espero darle continuidad). Canciones que me han marcado en mi vida, que me encantan y, sobretodo, canciones que cuando las oígo me retrotraen a momentos específicos de mi vida.
Eso último ocurre con la canción que me ocupa ahora. No se trata de una de mis canciones favoritas. Si hiciera un ranking de mis 100 canciones favoritas no aparecería. Pero joder, siempre que la oígo me pone de buen rollo y me acuerdo de un momento específico de mi vida. Lo primero de todo, la canción es Brimful of Asha del grupo inglés Cornershop pero en su versión remezclada por Fatboy Slim.
Pues sí, siempre que oígo esta canción me acuerdo del verano del 98. Para ser más exactos, las fiestas de San Lorenzo (Huesca) en el, desaparecido, bar 31. Me viene a la cabeza estar sentado en los bancos que ponían fuera para las fiestas, bebiendo cerveza y oyendo esta canción.
Era el verano donde la electrónica ya había “petado” masivamente. Daft Punk, Prodigy y The Chemical Brothers (por poner unos ejemplos conocidos por todos) ya habían publicado en el año anterior Homework, The Fat Of The Land y Dig Your Own Hole respectivamente. Ir a Florida 135 suponía ser el más cool del lugar. Todo esto viene a cuento por que el 31 era un bar que reunía a amantes de la música alternativa y electrónica (vaya término de mierda, ya que toda la música es electrónica pero nos entendemos ¿no?) de la capital altoaragonesa. También gente que quería escapar de los bares típicos de Huesca (que son muchos), es decir pachangeros o de rock calimochero. No solo ponían temas de electrónica sino también algunos más pop o rock, como el de Cornershop. El año anterior me había comprado su disco llamado por los cantos de sirena de esta canción contagiosa. Y también me compré su siguiente disco, Handcream For a Generation, disco subvalorado porque para el año que era (2002) mezclaban temas rock, con otros funkys, con piezas disco a lo Daft Punk o samples. Después de eso ya nada más he sabido de este grupo, perdidos sabrá Dios donde.

Bueno pues aquí os dejo el vídeo de esta canción realmente contagiosa (casi tanto como el mareo que produce ver a la chica que sale en el mismo):

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: