Las canciones de mi vida (2)

Aquí sigo con esta rememoración de momentos e instantes musicales.

Hoy voy a volver a un momento casi coetáneo al anterior. No es de extrañar esto ya que muchos de los momentos que me han marcado, nos han marcado a todos, están en la adolescencia.

Bueno este tiene lugar en 1997. En esa época Internet era una quimera (aunque existía, ¿que hacíamos los adolescentes entonces?) y bajar música ni te digo. Bueno todo esto viene por que en esa época mi buen amigo Dani y yo nos hicimos socios, en Huesca, de una tienda de alquiler de cedes (¿te acuerdas?) que después nos grabábamos en cinta.
La tienda, creo, se llamaba CDMania e incluso me acuerdo de nuestro número de socio que, si no me equivoco, era el 1075. Bueno la cuestión es que nos hicimos socios juntos por una serie de razones; una era que costaba, entonces, unas mil y pico pesetas (algo no muy accesible a cualquier adolescente de la época). La otra era que teníamos, y tenemos, gustos musicales semejantes además de que entonces eramos vecinos (cosa que facilitaba el “extraperlo” de cedes). Con ese bono tenías derecho a el alquiler de 10 cedes gratis (por algo valía tanto) y después si que ya no me acuerdo a cuanto iba el alquiler de cada unidad. La cuestión es que uno de los primeros cedes que cogimos con el bono fue el que contenía la canción que pongo hoy.

El primer cede que cogimos, lo recuerdo, fue el disco Ultra de Depeche Mode, que la verdad no me acabó, ni entonces ni ahora, de emocionar mucho (quitando los temas “Barrel of Gun” e “It´s no Good” que les sigo teniendo cariño). El segundo (creo que fue el segundo), en cambio, me encantó. Se trataba del disco Coming Up y los autores eran Suede.

En esa época no sabía que el guitarrista original y uno de los grandes valores la banda, Bernard Butler, se había pirado en el anterior disco (sustituido por el joven Richard Oakes, de 17 años, a la guitarra y Neil Codling a los teclados). De hecho no sabía que tuvieran dos discos anteriores, que cuando los descubrí años despues comprobé que eran mejores que este. Tampoco sabía que eran unos de los pioneros del Brit-pop, antes que Oasis (que era una de mis bandas favoritas en esa época, que se le va a hacer) y Blur. ¡Joder, en esa época no sabía nada de esta banda! Será por todo eso que le guardo cariño a este disco (aún tengo la cinta grabada por ahí). Esta claro que es peor que sus 2 discos anteriores (Suede y Dog Man Star) pero entonces me sonaba gloria.

Es su disco más pop, tiene algunas de las canciones más famosas del grupo (mis favoritas de este disco son Beautiful Ones, por supuesto, Lazy, By The Sea y Saturday Night), y un “frontman” en estado de gracia que sabía conectar con los jóvenes de entonces.

Bueno sin más preámbulos os dejo con el vídeo de la canción Beautiful Ones, que siempre me trae buenos recuerdos.

P.D: decir, también, que recuerdo oír esta canción en el desaparecido bar Comisaría, nada que ver con esa mierda del Komi.

Anuncios

One Response to Las canciones de mi vida (2)

  1. the thief says:

    Bravo bravo! Sigo descubriendo y aplaudiendo tu blog.Yo tb recuerdo la sección de CD’s de mi videoclub en no me atreví a cojer un CD de Tool porque me daba miedo la portada… (Hablo de hace 13 años)El riff de Beautiful Ones me sigue haciendo volver a esa época.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: