Los shandys

ElOutsider quiere unirse a la conspiración shandy (otra cosa es que lo consiga).

Una de las canciones más bonitas, pero bonitas de verdad, de esta década. Himno de Oklahoma no, debería ser himno mundial. Creo que les hubiera gustado a los shandys.

PD. Esta debe ser una de mis entradas más cortas, pero dicen que lo breve si bueno dos veces bueno. En este caso particular creo que sólo se queda en breve, que tampoco es tan malo.

¿Y los españoles qué?

Ayer daba una lista de 50 discos internacionales. Ya que hago el “paripé”, pues hoy he decidido poner 20 discos hechos por gente de la “piel de toro”. No hace falta más introducción. Ahí van:

  1. Los Planetas – Unidad de desplazamiento (2000)
  2. Nacho Vegas – Actos Inexplicables (2001)
  3. Sidonie – Sidonie (2001)
  4. La Costa Brava – Llamadas perdidas (2004)
  5. Lori Meyers – Hostal Pimodan (2005)
  6. Tachenko – Las jugadas imposibles (2006)
  7. Grupo de Expertos Solynieve – Alegato meridional (2006)
  8. Francisco Nixon – Es perfecta (2006)
  9. Da – Pulse y espere (2007)
  10. Los Planetas – La leyenda del espacio (2007)
  11. Manos de Topo – Ortopedias bonitas (2007)
  12. Astrud – Tú no existes (2007)
  13. Bigott – What a lovely day today (2008)
  14. Cuchillo – Cuchillo (2008)
  15. Klaus & Kinski – Tú hoguera está ardiendo (2008)
  16. Joe Crepúsculo – Supercrepus (2008)
  17. Francisco Nixon – El perro es mío (2009)
  18. Tarántula – Humildad trascendental (2009)
  19. Nudozurdo – Sintética (2009)
  20. Joe Crepúsculo – Chill out (2009)

Comentar, a la luz de mis listas, como se nota la evolución del acceso a Internet y su abundancia de información (en forma de música).

Mis 50 discos internacionales de esta década.

Todos sabemos que la década termina en el cambio del 2010 al 2011, al igual que el siglo empieza en el 2001. Pero es un cambio que páginas web, editores de revistas y un servidor mismo se pasa por el forro de los… . Total que me gusta como queda estéticamente eso de 2000 a 2010. Esta explicación que todos, o la gran mayoría sabéis, viene para introducir una lista de 50 discos de esta primera década del siglo XXI. Ahora que todo tipo de páginas web o publicaciones están elaborando sus propias listas (Mondosonoro, Rockdelux, JNSP, Pitchfork, etc) pues uno, que no es menos, también hace sus listas. Porque cuando Larry Flint dijo aquello de “las opiniones son como el culo, todo el mundo tiene uno.”, creo que en realidad se refería a las listas ya que todo el mundo tiene la suya. Y aunque no lo creáis, esta lista lleva hecha hace unos cuantos meses (a excepción de los discos de 2009) a sabiendas que llegaría este momento. Esta es mi lista, ni mejor ni peor; la mía. Si crees que falta algún disco (que es algo seguro) déjalo en los comentarios, así irá creciendo con tu aportación (como diría Rudy esto último me ha quedado bonito, un poco ñoño pero bonito). Redoble de tambores y ahí van:

  1. Ryan Adams – Heartbreaker (2000)

  2. Radiohead – Kid A (2000)

  3. Primal Scream – Xtrmntr (2000)

  4. P.J. Harvey – Stories From The City Stories From The Sea (2000)

  5. Coldplay – Parachutes (2000)

  6. David Holmes – Bow Down To The Exit Sign (2000)

  7. The Strokes – Is This It (2001)

  8. Radiohead – Amnesiac (2001)

  9. The Avalanches – Since I Left You (2001)

  10. Super Furry Animals – Rings Around The World (2001)

  11. The Flaming Lips – Yoshimi Battles The Pink Robots (2002)

  12. Wilco – Yankee Hotel Foxtrot (2002)

  13. Doves – The Last Broadcast (2002)

  14. 2 Many Dj´s – As Heard On Radio Soulwax Pt. 2 (2002)

  15. The Libertines – Up The Bracket (2002)

  16. Josh Rouse – 1972 (2003)

  17. The Rapture – Echoes (2003)

  18. Radio 4 – Gotham (2003)

  19. The Postal Sevice – Give Up (2003)

  20. Death Cab For Cutie – Transatlanticism (2003)

  21. !!! – Louden Up Now (2004)

  22. Franz Ferdinand – Franz Ferdinand (2004)

  23. Wilco – A Ghost Is Born (2004)

  24. The Arcade Fire – Funeral (2005)

  25. Lcd Soundsystem – Lcd Soundsystem (2005)

  26. Richard Hawley – Cole´s Corner (2005)

  27. Tv On The Radio – Return To Cookie Mountain (2006)

  28. Cat Power – The Greatest (2006)

  29. Band Of Horses – Everything All The Time (2006)

  30. Junior Boys – So This Is Goodbye (2006)

  31. Burial – Burial (2006)

  32. Skream – Skream! (2006)

  33. Lcd Soundsystem – Sound Of Silver (2007)

  34. Animal Collective – Strawberry Jam (2007)

  35. Low – Drums and Guns (2007)

  36. Okkervil River – The Stage Names (2007)

  37. Beirut – The Flying Cub Cup (2007)

  38. Panda Bear – Person Pitch (2007)

  39. Akron/Family – Love Is Simple (2007)

  40. The Dodos – Visiter (2008)

  41. Spiritualized – Songs In A&E (2008)

  42. Fleet Foxes – Fleet Foxes (2008)

  43. Vampire Weekend – Vampire Weekend (2008)

  44. Tv On The Radio – Dear Science (2008)

  45. Nick Cave and The Bad Seeds – Dig!!! Lazarus Dig!!! (2008)

  46. Deerhunter – Microcastle (2008)

  47. The Wave Pictures – Instant Coffe Baby (2008)

  48. Animal Collective – Merriweather Post Pavilion (2009)

  49. Grizzly Bear – Veckatimest (2009)

  50. Girls – Album (2009)

Hasta aquí llega otra entrada que es una chorrada, al fin y al cabo, como cualquier otra.

De mayor quiero novias con el pelo largo, mamá

¿Quién no ha soñado de niño y/o adolescente? ¿Quién no ha querido ser futbolista, director de cine, estrella de rock, dibujante de cómics o escritor? (Este último más raro). Yo quise ser todos ellos en algún momento o en todos, vaya usted a saber. ¡Coño si de crío hasta quise ser Son Goku!

Bueno -bromas aparte- todos hemos tenido estos sueños de éxito, celebridad y, supuesta, culminación de expectativas sociales. Pero conforme uno crece se va dando cuenta de que no tiene ni el físico ni la técnica de Romario o Bergkamp; o que no tiene el talento y las ideas de Martin Scorsese, Woody Allen, Moebius, Lou Reed o David Byrne. Porque claro no aspiramos a cualquiera, aspiramos a los mejores. Pero también conforme uno crece va pensando, no sé si como forma de engaño o como sabiduría que nos da la vida, que quizá tampoco es tan bueno ser como estos tipos. Tampoco hay que ser el mejor, quizá se vive más tranquilo siendo bueno en lo tuyo pero sin la exigencia de la excelencia (esto último lo saben bien quienes pasan a entrenar al Madrid). Total que ahora uno sigue soñando -¿qué sería de esta vida sin sueños?- pero aspira a cosas más “sencillas” y/o “cabales”. El otro día leía en el, muy recomendable, blog de The Thief que a él no le “gustaban” los álbumes perfectos. En esto, para mí, hay un significado del hecho de que no me gustaría ser un “artista”. Es decir, un artista en el sentido de darme más importancia a lo que hiciera de la que tiene. Que se la den los demás si quieren. Concretando un poco, que si tuviera que elegir me gustaría ser un “artesano” de la música. Un tipo que conoce su oficio, que sabe de lo bueno y de lo malo, y que disfruta de las placeres “sencillos” que el mismo le ofrece. Es decir que lo toma como un trabajo -una responsabilidad- pero un trabajo que te gusta., entonces pasa a convertirse en una especie hobby. Por soñar sueño con tocar mis canciones a amigos y colegas y que sean ellos los que las aprecien (o las critiquen, que sería lo más probable jejeje). Hacer discos imperfectos en los que en su imperfección resida su belleza. ¡El gran público me da igual! Bueno si se vende mejor que mejor pero sino da igual*. Esta el hecho de que disfrutas de un proceso que conoces y respetas. Eso es el artesano. No el “artista” (apreciese que siempre pongo esta palabra entre comillas, debido al uso y abuso que se hace de ella en miles de sitios). Esto no quiere decir que en el proceso del artesano no haya un proceso creativo. Todo lo expuesto vale también para el escritor, dibujante, etc. Por eso el título de este artículo. Al modo de, por ejemplo, unos Francisco Nixon o un Josh Rouse -en música-, o un Juanjo Sáez o un Kurt Busiek -en cómics-. Que ya es soñar. Gente, al menos esa es la imagen que dan o se percibe, que son conscientes que pertenecen a una grandísima tradición que gracias a ellos va continuando en mayor o menor medida (que no es poco). Pero no se dan más importancia de la que tienen (alguno dirá que es algo normal, pero creo -por mi experiencia- que en el mundo del “artisteo” no lo es).

Así pues, como digo uno aspira a cosas más sencillas. Será la edad o será lo que sea. Hay que ver con que cosas soñamos.

Con hacer canciónes como esta, por ejemplo, me daría con un canto en los dientes.

*Recuerdo la primera vez que “pinche”. Fue en la terraza del Experimental Jetset de Zaragoza. El mero hecho de que viniera gente conocida y amigos, que la cerveza nos saliera gratis (pinchabamos en comandita mi primo y yo), y poner la música que nos gustaba, ya suponía suficiente satisfacción para mí. A eso me refiero.
Después de esta vez solo volví a pinchar en la fiesta de nuestro pabellón en la Expo. La sensaciones y expectativas fueron las mismas.