Un cuento de navidad

Se acerca la fecha del 22 de diciembre. ¿22 de diciembre? Dirán algunos/as, querrá decir 25. No, el 22. El día del Gordo de Navidad. Probablemente el día que da inicio, no oficioso pero casi, a las fiestas navideñas en nuestro país. Bueno pues el Gordo de Navidad sólo ha tocado una vez en toda su historia en Huesca, pero no en la capital como muchas veces hacen creer los medios locales cuando lo comentan en esta época. Y es que esta historia la sé bastante bien porque atañe a mi familia.

Retrocedamos en el tiempo. Año 1963. En esa época mi madre tenía unos 11 años (o eso dice ella) y su tío, hermano de mi abuela, era el dueño de almacenes Barluenga en Grañen. Bueno pues el tío de mi madre en una de sus visitas a Huesca se decidió a comprar dos series de números en la administración nº2, conocida como “El gato negro” y que entonces se encontraba en el Coso (donde ahora está el solar del antiguo “Luces de Bohemia“). Es más mi madre recuerda el nombre de la lotera -la cual desconozco si todavía vive-, Paquita Otín. A lo que iba, el tío de mi madre adquirió dos series que vendió en participaciones en Grañen, o casi. Porque una de ellas no se vendió integra del todo sino que también se vendió una pequeña parte en Sesa (donde almacenes Barluenga tenía una “sucursal”). Ni que decir tiene que el número que no se vendió íntegro es el que iba a tocar.

Bueno pues nos encontramos en la mañana del 22 de diciembre de 1963, mi madre se encontraba de vacaciones del colegio, ayudando en la sastrería de Grañén propiedad de otro de sus tíos (otro hermano de mi abuela) que acababa de fallecer no hace mucho. Ahí se encontraba oyendo el sorteo por la radio y apuntando los premios. Cuando salió el número de una de las series antes nombradas, aunque con la particularidad que mi madre no lo oyó bien y apunto mal el premio, pensando que era uno inferior. Pero cuando un rato después dieron la lista de números agraciados su primo se dio cuenta de que uno de los números que llevaban era el Gordo. Les había tocado el Gordo.

Algunas curiosidades:

  • Una tía de mi madre (hermana de su tío el que compró las series) se quedó sin número. Su tío siempre le regalaba un número pero esta vez se le pasó y la vendió antes de poder darle una participación.
  • Mi abuelo fue uno de los agraciados. Le tocaron, aproximadamente, unas 200 mil pesetas de una participación de 25 pesetas. Con gran parte del dinero compró un almacén y una cosechadora.
  • Hubo, también, un buen número de decepciones. Ya que cuando corrió la noticia de que había tocado en Grañen algunos pensaron que habían sido agraciados. Pero para su sorpresa llevaban la otra serie, que no recibió premio ninguno.
  • Un hombre de Frula denunció a el tío de mi madre porque decía que había comprado el número y se le había perdido. Después de comprobar los membretes de las participaciones vendidas se demostró que era mentira.
Así fue como mi madre vivió, en primera persona, como tocó por primera vez (y única hasta ahora) el Gordo de Navidad en la provincia de Huesca. ¡Ah! ¿Os creíais que no sabía cual fue el número agraciado? Si de algo se acuerda mi “vieja” es de eso: el 19936.

Felices fiestas y suerte. Y ya sabéis que si no toca al día siguiente es el día de la salud, que no falte.

P.D. Aparte de la mera curiosidad escribo esto porque mi madre me dice que estas historias debo saberlas y contarlas cuando ya no esté ninguno de los implicados. Es la tradición oral (en este caso también escrita).

Anuncios

One Response to Un cuento de navidad

  1. JLO says:

    muy buena historia… tienes algo de plata todavia? ja…salu2POP LIFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: