La comicteca: Planetary

Por fin. Por fin se ha editado, hace unas semanas, el último tomo de la serie Planetary en España.  Hace ya más de un año que terminó el periplo de esta guadianesca serie en EE.UU. pero si no eres muy ducho con el inglés o no has podido conseguirla de importación estarás de enhorabuena si sigues la serie (seguramente lo estás aunque cumplas lo anterior).

La serie comenzó su periplo hispánico en marzo de 2000 (en EE.UU. comenzó casi un año antes, abril de 1999) y presentaba el argumento de un -extraño- grupo de arqueólogos que se dedica, bajo las ordenes de un misterioso cuarto hombre, a investigar y catalogar los misterios o la historia oculta del mundo. La multimillonaria organización recibe el nombre de Planetary. La serie se abre con el no menos misterioso Elijah Snow, un hombre que tiene la edad del siglo (nació en 1900) ya que envejece muy lentamente y, además, tiene la capacidad de manipular la temperatura, Snow es reclutado por Jakita Wagner (una mujer con enorme fuerza y una muy baja tolerancia al aburrimiento) para que trabaje en Planetary. Junto a ellos dos terminará formando el trío oficial, el llamado grupo de campo, un extraño personaje que responde al nombre de “El batería” (The Drummer, en inglés) que tiene la particularidad de hablar o interactuar con las maquinas. Como ves el argumento es interesante y extraño/raro a partes iguales.

Así desfilaban, en inicio, ante nuestros ojos una serie de capítulos autoconclusivos en los que se indagaba en esa historia oculta del mundo y en los que se empezaba a ver una de las características de la serie: la multitud de homenajes y referencias a la cultura popular del siglo XX, ya sea cine, literatura, cómic, videojuegos, etcétera. Así no es difícil ver homenajes/referencias a Doc Savage, al cine oriental, a los 4 fantásticos, Nick Furia, Marilyn Monroe, el Área 51, personajes insignia de DC (Superman, Wonder Woman o Green Lantern), la literatura pulp de los años 40 y 50, Tarzán, Sherlock Holmes, Julio Verne (estas dos últimas, referencias decimonónicas), John Constantine, Spider Jerusalem, Expediente -X, Arthur Clarke, Matrix, Alan Moore, Grant Morrison, incluso a Ryu del Street Fighter (¿no me digáis que el personaje del segundo número no es claramente él?) entre otras muchas, muchísimas, referencias.

Si solo fuera una serie basaba en homenajes o relecturas postmodernas de referencias populares ya sería una buena serie pero además la serie no se basa solo en eso, conforme va avanzando nos va revelando una trama de misterios y conspiraciones entorno a los personajes principales, ese cuarto hombre, el grupo llamado los Cuatro, y los misterios que tienen que investigar. Estos misterios tienen un punto culminante en el número 12 de la colección, en lo que podríamos considerar el primer ciclo de la serie y que está recopilado en un bonito tomo por Norma Editorial.

La serie nació de la cabeza de Warren Ellis (1968, Inglaterra, no confundir con el músico de los Bad Seeds) con una duración determinada, en principio pensaba en unos 24 ó 26 números que al final han sido 27 (ha contado con un epílogo). Ellis pertenece a esa estirpe de guionistas ingleses (Grant Morrison, Mark Millar, Alan Moore, Garth Ennis, etcétera) con esa capacidad para conformar historias interesantes, con buenos diálogos, algo de mala baba y con gusto por la conspiratoria gubernamental.

Y si nació de la cabeza de Ellis tomó forma en los pinceles de John Cassaday (1971, EE.UU.), en lo que es el trabajo que le catapultó a la fama dentro del mundillo y le llevó a convertirse en uno de los mejores dibujantes americanos de la actualidad. Dibujante claro y vistoso además de un grandísimo narrador, en Planetary hace un trabajo enorme, además de poder verse la evolución completa de un autor desde sus primeros y algo vacilantes pero interesantes números a los últimos, realmente espectaculares. Como ha quedado claro ambos han tenido una sinergia perfecta que ha repercutido, para bien y para mal, en la serie. Para bien porque todos los números están realizados por ellos con enorme dedicación y cuidado, para mal porque al estar realizados todos los números por ellos y debido a otros muchos trabajos hizo que esta serie se resintiera y no haya terminado hasta ¡10 años después de su inicio!

Pero eso ya es el pasado. La serie ha terminado, algunos ya saben su final, en mi caso no (y soy de los que empecé y tengo la serie en grapa con Planeta). Estoy a la espera de hacerme con ese tomo que ha publicado Norma hace unas semanas; no sé como terminará pero muy mal tendrían que haberlo hecho para que cambie mi percepción de que he tenido el placer de leer una de las mejores series (y no me refiero solo al ámbito del cómic) que ha dado esta década.

P.D. Como curiosidad me gustaría destacar el gran trabajo de Cassaday en las portadas, característica algo olvidada -por desgracia- en muchos cómics actuales desde hace años. Aquí las portadas, en muchos casos, intentan ser originales a la par que en muchos casos son un homenaje o referencia a la historia que hay en el interior. Es algo que pone de manifiesto lo que han cuidado, los autores, esta serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: