Hurtos, Karma y libros usados.

hurto.

(Del lat. furtum).

1. m. Acción de hurtar.

2. m. Cosa hurtada.

3. m. En las minas de Almadén, España, camino subterráneo a uno y otro lado del principal, para facilitar la extracción de metales o dar comunicación al aire, o para otros fines.

4. m. Der. Delito consistente en tomar con ánimo de lucro cosas muebles ajenas contra la voluntad de su dueño, sin que concurran las circunstancias que caracterizan el delito de robo.

Quedemos con la última definición, la del derecho, ¿quién no ha hurtado, sisado, algo alguna vez? ¿No?, ¿en serio? Yo creo que todos, directa o indirectamente (¿quién no ha hecho un “simpa” alguna vez?), hemos hecho algún pequeño hurto. Es más creo que es una especie de rito de iniciación (normalmente es siempre en la adolescencia) como puede ser la primera copa. Pero seguro que más de uno, alguna vez, habrá sido “amigo de lo ajeno”. Yo lo confieso, alguna vez, muy pocas, lo he hecho. Pocas y, será en parte por moral judeocristiana europea, que me he sentido, a posteriori, algo culpable por este acto. Bueno, al grano, quizá el único hurto “destacable” que recuerdo es el de un libro de segunda mano en una librería al lado de la Universidad donde estudiaba (no doy más pistas, no vaya a ser que me pasen cuentas). Debió ser en 2º ó 3º de carrera, con otros compañeros de clase, había una libros expuestos sin nadie “custodiándolos” con lo cual nuestra idiosincrasia hispánica nos hizo apropiarnos de un libro cada uno. Yo me hice con uno de H.G. Wells, La isla del Doctor Moreau. Conocía a Wells pero la verdad que este libro suyo, en concreto, no me interesaba demasiado. Fue hurtar por hurtar, por lo fácil que lo habían dejado, ¿qué bueno es el ser humano, no? Eso fue hace unos cuántos años, total que el libro ahí ha estado tirado por casa, sin darle su uso (o sea, leerlo). De hecho siempre me arrepentí de no coger un librito de pin-ups de Mel Ramos que se lo agenció antes otro amigo. La cuestión, que de un tiempo a esta parte me he visto en una especie de necesidad Kármica con ese libro (puede que también derivada de esa moral a la que hacía referencia más arriba) y he decidido leerlo (me guste o no), siento que si no lo leo es como si el libro me poseyera a mí en vez de viceversa. Es más, estoy pensando en meterlo en Bookcrossing una vez lo termine. Me parece que no valdría para ladrón de guante blanco…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: