Revolución en la mente.

“Con Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band concluido, los miembros del grupo salieron de Abbey Road al amanecer con un acetato del disco y condujeron hasta el piso de “Mama” Cass Elliot en King´s Road, donde, a las seis de la mañana, abrieron las ventanas, pusieron altavoces en la cornisa e hicieron sonar el álbum a todo volumen sobre los tejados de Chelsea. Según Derek Taylor, “todas las ventanas de alrededor se abrieron y la gente se asomó, sin saber qué pasaba. Era evidente de quién era el disco. Nadie se quejó. Una maravillosa mañana de primavera. La gente sonreía y nos daba su aprobación”.

La publicación de Sgt. Pepper, en junio, fue un acontecimiento cultural de primera magnitud. Jóvenes y mayores quedaron asombrados. En una fiesta de mujeres mayores y ricas, el jefe de EMI, Sir Joseph Lockwood, las encontró tan “encantadas” con el álbum que después de cenar se sentaron en el suelo a cantar extractos del mismo. En Estados Unidos, la programación radiofónica normal se suspendió virtualmente durante varios días, sonando solamente temas de Sgt. Pepper. Una admiración casi religiosa rodeaba al LP. Paul Kantner, de la banda de ácido de San Francisco, Jefferson Airplane, recuerda cómo David Crosby, de los Byrds, llevó una cinta de rock Sgt. Pepper a su hotel de Seattle y la hizo sonar toda la noche en el vestíbulo, con un centenar de jóvenes seguidores escuchando silenciosamente sentados en las escaleras, como presos de una experiencia espiritual. En palabras de Kantner, “en aquel momento, algo envolvió al mundo entero y explotó en un renacimiento”.

El temblor físico que Sgt. Pepper provocó en todo el mundo no era más que un fundido cinematográfico de un Zeitgeist a otro. En The Times, Kenneth Tynan lo llamó “un momento decisivo en la historia de la civilización occidental”, una observación que ahora provoca risa, pero que sin embargo era cierta, si bien no de la manera en que se pretendía. A medida que el choque perdía intensidad, se alzaron voces de una era anterior para denunciar que esta música estaba completamente saturada de drogas. Para no promocionar el LSD, la BBC prohibió “A Day In The Life” y “Lucy In The Sky With Diamonds”, mientras otros encontraban referencias a las drogas en “Fixing a Hole” y “With A Little Help From My Friends”. Todavía peor, algunos grupos religiosos norteamericanos atacaron “She´s Leaving Home” por considerarla una críptica defensa del aborto.

Muchas de estas acusaciones eran falsas, pero sería estúpido hacer ver que el LSD no tuvo un papel fundamental en dar forma a Sgt. Pepper. El sonido del álbum- sobre todo la utilización de diversas formas de eco y reverberación- sigue siendo la más auténtica simulación sonora de la experiencia psicodélica que se ha creado nunca. A la vez, hay algo más que también está presente: una destilación del espíritu de 1967 tal como lo sentían miles de personas del mundo occidental que nunca habían probado las drogas. Si es posible que exista un “colocón de contacto” cultural existió aquí. Es posible que Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band no creara la atmósfera física de su época, pero, como reflejo casi perfecto de ella, este famoso disco la magnificó y propagó por todo el mundo.”

Amén.

Este fragmento está sacado del increíble libro “Revolución en la mente” de Ian MacDonald. Uno de mis libros favoritos desde hace años de/sobre música. Un ensayo, documento, que trasciende lo musical para mostrar todo el “espíritu” cultural y social de una época. Con este libro, además de con su increíble música claro está, aprendí a amar a los Beatles y ya nunca dejé de hacerlo.
Anuncios

CERRADO POR VACACIONES.

Es verano (con todo lo bueno que implica); hace calor (mucho calor); estoy, soy, muy perro (y en este tiempo más); etc. Son algunas causas de que no tenga muchas ganas de escribir ningún post. Así que por ahora pongo eso de CERRADO POR VACACIONES (siempre quise hacer/poner esto). Aunque quién sabe, igual mañana…

Balance de mitad de año

Los chicos/as de JNSP han hecho balance musical de lo que llevamos hasta ahora de año. Era algo que también estaba pensando en hacer, así que dejo mis impresiones en forma de listas tanto de discos (internacional y nacional) como de canciones. Solo puntualizar que hasta ahora el año me parece algo flojete comparado con algunos anteriores. Empezó fuerte, sobretodo con el “colectivo animal”, pero ha ido menguando ligeramente. A ver si a partir de ahora vuelve la linea ascendente.

Discos Internacionales:

  1. Animal Collective – Merriweather Post Pavilion
  2. The Joy Formidable – A Ballon Called Moaning
  3. Junior Boys – Begone Dull Care
  4. Fever Ray – Fever Ray
  5. Jarvis Cocker – Further Complications
  6. Akron/Family – Set´ Em Wild, Set´Em Free
  7. PJ. Harvey & John Parish – A Woman A Men Walked By
  8. The Fleeting Joys – Occult Radiance
  9. Doves – Kingdom Of Rust
  10. Boxcutter – Arecibo Message

Discos Nacionales:

  1. Francisco Nixon – El Perro Es Mío
  2. Tarántula – Humildad Trascendental
  3. Bigott – Fin
  4. La Bien Querida – Romancero
  5. Manos de Topo – El Primero Era Mejor

Canciones (aquí pongo 15 y mezclo tanto de “aquí” como de “allí”):

  1. Boxcutter – Sidetrak
  2. Animal Collective – Brothersport
  3. Junior Boys – Work
  4. Francisco Nixon – Inditex
  5. The Joy Formidable – Whirring
  6. Tarántula – El Mítico Culo
  7. Jarvis Cocker – I Never Said I Was Deep
  8. Wilco – I´ll Fight del disco “Wilco (The Album)”
  9. Doves – Spellbound
  10. Golden Silvers – True Romance del disco “True Romance”
  11. La Bien Querida – Los Estados Generales
  12. Fever Ray – When I Grow Up
  13. The Wave Pictures – Bumble Bee del disco “If You Leave Me Alone”
  14. Akron/FamilyCreatures
  15. The Fleeting Joys – Cloudlike Mercury


(Gran parte de los discos internacionales tienen enlaces a Spotify.)

P.D: El autor no se hace responsable (¿o sí?) de que dentro de un rato puedan variar, ligeramente, sus opiniones.